Arbejar en la Val de la Luz - La Casa Bosque
La recolección de miel es una actividad practicada por los seres humanos desde tiempos inmemoriales, aunque evidentemente ha cambiado mucho a lo largo de la historia.
18448
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-18448,theme-bridge,qode-listing-1.0,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-3,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
 
Bóveda Val de Luz
Categoría
Patrimonio popular rural
NOMBRE

 

Arbejar en Val de la Luz

 

DESCRIPCIÓN

 

La recolección de miel es una actividad practicada por los seres humanos desde tiempos inmemoriales, aunque evidentemente ha cambiado mucho a lo largo de la historia. Esta construcción por ejemplo, nos pone en contacto con una forma de explotación de la miel ya desaparecida, pero muy importante si tenemos en cuenta las difíciles condiciones de vida de las sociedades campesinas anteriores a las transformaciones socioeconómicas producidas en el siglo XX. Se trata de un abejar de gran calidad técnica, cuyo propósito evidentemente era albergar colmenas para la posterior extracción de la miel. De planta rectangular y tejado a doble vertiente realizado con losas de piedra, muchas de ellas ya desaparecidas, lo más extraordinario de este abejar es que está construido alrededor de una sola sala cubierta por una pequeña bóveda de cañón. El material constructivo utilizado prácticamente en todo el abejar es la piedra sillar, lo que podría indicar que sus constructores poseían un alto nivel socioeconómico. Por otro lado, en la fachada principal del edificio podemos ver el arco de piedra que sirve de inicio a la bóveda de interior, totalmente tapiado por una serie de sillares en hilera, separados por losas de piedra. Estos sillares están perforados para permitir la entrada y salida de las abejas. En la sala interior, a la que se accede a través de una pequeña puerta abierta en la fachada posterior del abejar, hay que destacar dos elementos constructivos especialmente: el techo abovedado, que como decimos destaca en relación con otros abejares existentes en la geografía aragonesa; y la existencia de una serie de hornacinas abiertas en los muros de piedra, relacionadas con la forma de organización de las colmenas en el interior.

 

LOCALIZACIÓN

 

Val de la Luz

 

FUENTES

 

Archivo personal de Amadeo Barceló

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies