La Casa Bosque | Estado de la Casa Bosque (Agosto 2018)
Asociación Casa Bosque es una asociación fundada en febrero de 2017 por un grupo variado de personas de Caspe y comarca cuyo interés es poner en valor el patrimonio histórico cultural de la localidad de Caspe y ofrecer un lugar de encuentro para la dinamización ciudadana, el desarrollo sociocultural y el impulso económico de la zona.
17099
post-template-default,single,single-post,postid-17099,single-format-standard,qode-listing-1.0,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive
 

Estado de la Casa Bosque (Agosto 2018)


Estado de La Casa Bosque a Agosto de 2018

Acaban de terminar los segundos medievales para la asociación Casa Bosque. Es hora de hacer balance, tomar nota y mejorar todo lo que podamos. No os podéis imaginar lo agradecidos que estamos por la gratísima acogida que ha tenido la taberna entre l@s caspolin@s y todos los visitantes que habéis acudido a la Casa. Gracias mil a tod@s, porque sin vosotr@s sería imposible seguir adelante con nuestro principal empeño: crear un espacio de dinamización rural, de tod@s y para tod@s, en el que tenga cabida tanto lo social como cultural.

Si nuestro primer año como asociación se centró en la creación de las bases estatutarias, en la firma de un contrato de alquiler y en el comienzo del crowdfunding, este año hemos querido profundizar en la búsqueda de recursos y en el saneamiento y adecuación de la casa.

Para ello hemos presentado la primera fase del proyecto consistente en la restauración de la cubierta y la adecuación del espacio para su usabilidad en futuras actividades. A la espera de los últimos trámites burocráticos, estamos ansiosos por anunciar el comienzo de las obras.

Pero no nos hemos limitado a llamar a todas las puertas y a ir de ventanilla en ventanilla. También ha tocado remangarse, organizarse y meterse en harina.

En primer lugar, por fin tenemos luz y el agua corriente está al caer. Vamos con algún siglo que otro de retraso, pero lento e inexorable, el siglo XXI va llegando a la casa. 🙂 🙂

La Casa Bosque hace honor a su nombre y en cuanto nos descuidamos un poquito, las higueras, moreras y malezas se apoderan del lugar. Las intensas lluvias de esta primavera y el microclima del lugar contribuyeron a que el patio mostrase este aspecto tan salvaje.

Menos mal que tenemos voluntarios con experiencia en tala y en poda. Después de la actuación el patio quedó así.

Otra actuación de urgencia consistió en sanear y nivelar el piso de las cuadras interiores, como bien sabéis, el lugar donde colocamos la barra de la taberna medieval. También eliminamos una pequeña tapia. El resultado es un espacio mucho más grande que nos permite trabajar con más comodidad y que nos abre un abanico de posibilidades de cara a la futura reconstrucción.

Dejamos para el final la actuación más importante de momento, al menos para nosotros, ya que nos daba mucha pena quitar la escalera exterior que conectaba el patio con la balconada. Este elemento no era original de la casa, sino un añadido posterior. Los peldaños de piedra cedían por su propio peso y los tablones de madera que los sujetaban empezaban a decir basta. Ante el posible derrumbe decidimos desmontarla y guardar las losas de piedra a buen recaudo para reutilizarlas en fases venideras.

Para nuestra sorpresa la escalera dejó al descubierto una arco de medio punto que nos pedía a gritos un poco de atención, ya que el mortero de la escalera lo ocultaba en parte. Entonces tocó picar. Así son las reformas, sabes cuando empiezas pero no cuando acabas.

A todos estos ejemplos hay que sumarle la limpieza, desinfección y relimpieza de todas las estancias que dan al patio y la puesta a punto de varios muebles. En breves comenzaremos con los cuartos interiores, las bodegas y la descarga de los pisos superiores.

Somos conscientes de que acabamos de empezar y de que, tal y como decían nuestros mayores, nos queda mucha faena por delante. Pero seguro que con el buen ambiente, compañerismo y risas que han reinado en estas jornadas, y con la inestimable ayuda de tod@s l@s voluntari@s y de tod@s l@s caspolin@s lo vamos a conseguir.

¡NOS QUEDA CASA PARA RATO!

 

 

No hay comentarios todavía

Escribe tu comentario